Follow by Email

martes, 13 de septiembre de 2011

"Cadáver exquisito" varios hechos en la clase de Taller de literatura erótica. Consigna; en el comienzo de los tiempos, el cuerpo...


En el comienzo de los tiempos, el cuerpo se sintió absolutamente solo y buscó la compañía de otro cuerpo. Una vez que se hubo alimentado, desechó al compañero y siguió su camino. Pero pronto tuvo necesidad de compañía y extrañó aquello que había desechado. Tras sus pasos regresó y -en busca de aquello que había perdido- caminó con paso seguro y esperanzado ¿Estaría aquel esperándolo? No. Había desaparecido. No pudo, no supo encontrarlo. Esperó ansiosamente… pero no pudo encontrar ese ser que antes había despreciado. En la espera enfermó, pero conoció la dulzura de alimentarse a sí mismo, de beber en soledad.
El ser se había perdido, pues había perdido la oportunidad de ser dos en uno y al cabo de una vida, murió. El otro ser, el desechado, continúa todavía su búsqueda. Le llaman Amor.


En el comienzo de los tiempos,el cuerpo era espititu,sin carne,solo espiritu...puro.Flotaba...Deambulaba sin rumbo y sin preocupacion.
Cierto dia acaricioa una mariposa,cuyo polvillo era magico...Y el cuerpo dejo de ser espiritu.Se convirtio en carne dorada...por ello resplandecia.Dejaba una estela de ese polvo alli por donde caminaba.
Y el polvo se hizo cuerpo tambien:niños mariposas quea la edad de dos añosse hacian larva y luego de ser acompañados por el amor,crecian hombres y mujeres,dependiendodel tipo de amorque recibian.
El polvo genesicoera guardadopor las oiras que se encargaban de fecundarlo en cada estacion con sus lagrimas y sudores.Y asi, la tierra conocida se poblo de seres mitad humanos,mitad polvo,que en la epoca del viento pierden su forma y se diluyen en el espacio azul.




EN EL COMIENZO DE LOS TIEMPOS EL CUERPO SE MOVIÓ... ETERNIDAD DE SILENCIO...
Y SE MOVIÓ NUEVAMENTE.
EL "CUERPO" ERA UNA SEMILLA PLANTADA EN UN TERRENO ESTÉRIL, SIN EMBARGO,
CUANDO LA TIERRA EMPEZÓ A CALENTARSE, LE LLEGÓ EL MOVIMIENTO. LA VIDA.
CRECIÓ Y CRECIÓ, SIEMPRE HACIA ABAJO, BUSCANDO EL CENTRO PARA ASIRSE A ÉL.
SIN DARSE CUENTA QUE EL CENTRO LO BUSCÓ DONDE NO DEBÍA, PUES EL CENTRO
ESTABA DONDE LA PALABRA LO DICE: EN EL CENTRO DE LA PERSONA, EN EL CORAZÓN.
Y POR ESO COMENZÓ A DEAMBULAR EN BUSCA DE ALGO PERDIDO, EL PARAÍSO.
MIENTRAS TANTO, SU OTRA MITAD EMPEZÓ A ELEVARSE EN BUSCA DEL SOL Y
COMO la libélula QUEMÓ SUS ALAS POR AMOR...
REMEMBRANZAS DE INGENUOS ICAROS CEGADOS EN SU ARDOR QUE
QUEMARON SUS ALAS POR LLEGAR AL SOL.
SU OTRA MITAD SE SECÓ EN TIERRA, NO PUDO SOPORTAR
LA MUERTE DEL QUE VOLÓ.


No hay comentarios:

Publicar un comentario