Follow by Email

jueves, 24 de noviembre de 2011

un trabajo nuevo del taller del río

Como te veo, río…



Peregrino inexorable, que vivificas

tu entrega a la tierra

en el libre ambular

de tus aguas dulces,

y como una húmeda serpiente enamorada

irás a copular

con la salada inmensidad…

Aliado del solitario jangadero,

que resigna a tu corriente

su rebaño de troncos…

Cómplice del pescador en alerta,

por la ansiada captura

del pez furtivo…

Socio solidario de esas invasoras,

las lanchas,

las barcazas,

los areneros,

que a su paso, lucran

con la planchada

quietud del paisaje.

Tu origen…misterio!

Tu cauce…sendero!

Tu destino….el mar…!

ángeluz

No hay comentarios:

Publicar un comentario